My Lovely Foe

Dicen que del amor al odio existe sólo un paso, una delgada línea que los separa y que es siempre muy fácil de cruzar. No por casualidad es que quienes peor nos caen o a quienes de frentón odiamos, sean personas que en algún momento mantuvieron una relación cercana con nosotros. Personalmente me ha pasado un par de veces, y a varios amigos míos también.

¿Por qué es tan fácil pasar de querer a alguien, entregarle toda tu confianza, a odiarla como la persona más vil que pisa la Tierra? Tal vez nos encandilan en un comienzo, miel sobre hojuelas. Luego, empiezas a adentrarte un poco más y cuando ya has descubierto todo el misterio, te das cuenta de la mierda de persona en la que estabas confiando. Y la confianza es imposible repararla. No puedes creer cómo esta persona tiene la desfachatez de seguirte sonriendo y jurándote que es la gran descendiente de la Madre Teresa de Calcuta y Gandhi, cuando no es más que una maldita perra. Pero su real cara ha sido descubierta, ya has aprendido y sabes qué debes hacer…

¿Pero qué pasa cuando tu mayor enemigo no es otra persona, sino que se encuentra dentro de ti mismo? He ahí el gran problema: no puedes alejarte de esa persona. Eres tú mismo. Cuando te autocensuras, cuando te saboteas, cuando no te la crees… Todos tenemos dos caras, ¿cuál de las dos estás decidido a usar?

Face To Face – Siouxsie and The Banshees

Tagged , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: