¿A Quién le Importa? #1: Barack Obama

El 22 de noviembre de 2008 intenté comenzar una especie de columna de opinión en Facebook, en la que, periodicamente y dependiendo de mi disponibilidad de tiempo, plasmara lo que pensara sobre cualquier tema en boga. Como soy lo suficientemente aterrizado y no cuento más que con la cantidad de narcisismo justa y necesaria como para sobrevivir, la titulé como ¿A Quién le Importa?. Claro, a quién podría importarle el tema que tratase en cada columna y, por sobre todo, ¡a quién podría importarle lo que yo tuviera que decir!

Y bueno, resultó que a varios les interesó lo que yo tenía que decir. Y creo que el más sorprendido con ello fui yo. Finalmente, el proyecto de ¿A Quién le Importa? solamente se materializó en dos columnas, la primera sobre Barack Obama, que fue publicada pocos días antes de la elección presidencial en Estados Unidos y que publico en este post, y la segunda sobre la Navidad, publicada a mediados de diciembre de ese año. Si en la primera columna los comentarios y la recepción del público fue sorprendente, para la segunda ya no fue lo mismo, teniendo sólo un comentario de una amiga y que, más encima, no había entendido el sentido que pretendía dar a mi columna (lo que también pudo ser error mío).

Luego de esa segunda columna, decliné de seguirla, porque finalmente es súper desgastador escribir palabras para el viento. El recibir feedback es algo fundamental en este tipo de cosas para continuar, creo. Aparte, pude descubrir que el público de Facebook tampoco es muy lector, es por eso que terminé pasando de las Notes de esa red social a WordPress. Tal vez acá tampoco sea muy leído, tal vez realmente a nadie le importe, pero bueno, acá por lo menos mayor cantidad de personas podría tener acceso a las tonteras que pienso o escribo, y siento que tengo algo más de libertad (o menos autocensura) que en Facebook.

Suficiente de preámbulos. Esperando poder continuar con estas columnas, ahora en WordPress, es que les dejo la primera de ¿A Quién le Importa?. Salut!

 

¿A Quién le Importa? #1: Barack Obama
(22 de noviembre, 2008)

No es necesario ser asiduo lector de diarios o ver las noticias en la tele para saber quién es el personaje que da inicio a esta columna. Barack Hussein Obama II, presidente electo de los Estados Unidos, ex senador por Illinois y militante del Partido Demócrata, nacido en Hawaii, hijo de un inmigrante kenyano y de una mujer blanca de Kansas, ha estado presente en todos los medios de comunicación desde alrededor de un año.

¿Y qué hay con Obama? Es algo que sonará políticamente incorrecto en el estado actual de la sociedad, pero… ¡Me tiene chato Obama! Llevo un año viendo a Obama casi todos los días, desde hace un mes que lo veo por lo menos cinco veces diarias, en la televisión, en Internet, en diarios, en la inauguración de Stress… ¡en todas partes! ¡He visto más a Obama de lo que he visto a mi familia este año! Es como si el moreno de las orejas grandes hubiese provocado, junto con su gran equipo de marketing, una histeria colectiva en todos los medios de comunicación y, de paso, en las masas. ¿Y cómo es que personas, a miles de kilómetros de distancia de Washington, DC. y Chicago tengan la misma reacción? No busco una explicación, lo entiendo perfectamente… es sólo que Obama ya me resulta insufrible.

No es que tenga nada personal en contra del President Elect, es sólo que ya el ver tantas veces a una persona, y escuchar tanto sobre una persona, termina por cansar. Aunque, personalmente, si hubiese tenido la opción de votar (se viene otro comentario políticamente incorrecto), lo habría hecho por John McCain. No offense, Obama, sólo no estoy de acuerdo con tus posturas valóricas, pero ése es otro tema. Y también ya me resulta insoportable el que todo el mundo haya adoptado el YES, WE CAN, o lo del CHANGE (lo que no deja de ser lo mismo que Lavín representaba en 1999, aún siendo figuras diametralmente opuestas). ¿Acaso una persona puede cambiar el rumbo de la humanidad? La verdad es que no lo creo. Me encantaría creerlo, me encantaría tenerle fe a Barack, pero no es así.

Bueno, habrá que acostumbrarse… acostumbrarse a ver a candidatos a concejal en palomas junto a la imagen de Obama (¿?), a la revolución mediática que implicará el 20 de enero del 2009, a conocer toda la vida de las hijas del Presidente, a saber cada vez que Michelle quiera redecorar la Casa Blanca, a tanto derroche de un optimismo exacerbado e iluso, a todo esto y mucho más, porque lo más probable es que el ex senador Obama esté durante 8 años en Washington, DC. Pero no hay mal que dure más de 8 años, ¿o no Bush?

Tagged , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: